La Secretaria Provincial de Darién con sede en Chepo, recibió invitación del gobernador encargado de la provincia de Darién, el Lic. Ariel Bedoya para asistir junto a otras instituciones de la región a visitar el albergue de migrantes en La Peñita, Darién.

Este albergue hospeda a centenares de migrantes que llegan a diario y que son trasladados desde la comunidad de Bajo Chiquito, en la comarca Emberá, el punto poblado más cercano a donde llegan los viajeros una vez salen de Colombia. Peñitas es un albergue improvisado para migrantes, aunque muchos años atrás fue un granero del Instituto de Mercadeo Agropecuario al que llegaban los granos que se producían en toda la provincia de Darién.

La Lic. Ivonne Urriola, Jefa de la Secretaría Provincial de Darién con sede en Chepo de la Procuraduría de la Administración, señaló que la visita obedeció a la instalación del nuevo albergue temporal en la comunidad de Lajas Blancas, corregimiento de Metetí, donde habrá 100 carpas y unos mil migrantes, dado el incremento en la llegada de los viajeros. A este albergue serán llevados más de mil migrantes que en estos momentos se encuentran en el área selvática de Bajo Chiquito, donde no hay instalaciones dignas y humanitarias para atender a estas personas para que sigan su rumbo hacia Norteamérica.

Se conversó en la gira con autoridades de Servicio Nacional de Fronteras, Sistema Nacional de Protección Civil,  Defensoría del Pueblo, Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf) y el  Ministerio de Salud, quienes trabajan en armónica colaboración con el fin de buscar establecer un flujo migratorio controlado en la provincia de Darién, por donde llegan los migrantes en su ruta hacia la provincia de Chiriquí, por donde salen hacia Costa Rica.

En Peñita, Darién se nos comunicó que hay 3 mil migrantes aproximadamente, de los cuales mil 700 están en el refugio de La Peñita y el resto está distribuido en la provincia. Los migrantes son de lugares remotos de África, Asia y América, de los cuales poco más de 200 tiene niños que requieren alimentación, salud y agua. La directora de la Senniaf, Jazmín Cárdenas, manifestó que su institución se encarga de cuidar a los infantes que llegan sin padres a Darién, mientras que se realizan las evaluaciones y se decide sobre el futuro de los niños o niñas sin familiares.

Cerrar menú