La Procuraduría de la Administración a través del Departamento de Ética y Gestión Pública, llevo a cabo la conferencia: Probidad y transparencia en la administración pública, donde participaron 80 servidores públicos de diferentes instituciones del Estado.

El acto inaugural estuvo a cargo de la magíster Florencia Ortega, subdirectora del Centro de Capacitación de la Procuraduría de la Administración, quien señaló que la ética en la administración pública busca el bien común de toda sociedad; agradeció a los enlaces de la Red Interinstitucional de Ética Pública (RIEP)  y a los servidores públicos en general la asistencia e invito a las instituciones que todavía no forman parte de la misma para que se integren y adquieran herramientas prácticas a través de las actividades que se desarrollan para promover una cultura ética, de probidad y transparencia en las organizaciones.

Por su parte el doctor Carlos Gasnell, encargado de la disertación, abordo diversas teorías que contextualizan el principio de probidad pública,  la transparencia y la obligación de la rendición de cuenta como indicadores que orientan  la voluntad particular y política para desempeñar bien la función pública; puntualizó sobre el hecho de contar con mecanismos instrumentales para que los servidores públicos en todos sus niveles, cumplan con los códigos de conducta existentes.

Llevó a los participantes a una primera reflexión: «A mayor probidad, mayor transparencia o a mayor transparencia, mayor probidad», por su parte manifestó que cuando el servidor público sea más probo puede desempeñar su función sin necesidad de presión, ni observancia.

Mencionó algunos condicionantes internos  en la organización que colisionan con los valores institucionales:   falta de designaciones por concurso y mérito, falta de una gestión por resultados, falta de evaluaciones objetivas, inequidad salarial, falta de protección a denunciantes de actos de corrupción, falta de procedimientos claros,  falta de incentivos a quienes actúan correctamente, códigos de ética de aplicación selectiva, falta de compromiso con el tema ético.

Con relación a la alianza de gobierno abierto, presentó un análisis de algunos datos publicados en las páginas web de diferentes instituciones del Estado; señalando que muchas instituciones cumplen con lo que establece la ley,  sin embargo, la información publicada, por ejemplo, en materia presupuestaria nos son tan abiertos, ya que la forma en que se presenta la información no es amigable, accesible y entendible; dificulta a la ciudadanía en ocasiones ubicarla dentro del sitio web y comprenderla.

Finalmente, hizo algunas recomendaciones a la RIEP,  motivando a que los valores, la ética y la transparencia sean la marca de las instituciones; incitó a que  la semana de la ética, no solo se celebre en una fecha específica, si no que sea una cuestión del diario vivir de las organizaciones; enfatizó que la ética más que leída sea vivida y reflejada en las  acciones del servidor público.

La clausura de la actividad estuvo a cargo de Thaiska T. Tuñón Solano, jefa del Departamento de Ética y Gestión Pública, quien menciono algunas de las actividades que se tienen previstas realizar, entre las que destacó un encuentro deportivo interinstitucional de Voleibol, Primera Copa Valores – Procuraduría de la Administración,  donde se estará convocando a las instituciones afiliadas a la RIEP.