“Es necesario un cambio de actitud a favor de la adopción de una cultura de calidad, no sólo en el ámbito personal, familiar, profesional, sino también institucional, considerando que los participantes son servidores públicos”, esto lo expresó la licenciada Cinthia L. Novoa G., Jefa de la Oficina Regional de Chiriquí, en sus palabras de bienvenida a la capacitación realizada en esta provincia.

En el salón de conferencia de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Chiriquí, se llevó a cabo el seminario taller “El Servicio Público y la Cultura de Calidad”, cuyo facilitador fue el profesor Carlos A. Alvarenga. El objetivo general de esta capacitación, la cual estaba dirigida para los servidores públicos que laboran en las direcciones regionales radicadas en la provincia de Chiriquí, es proporcionar a los asistentes elementos que contribuyan a la prestación de un servicio público de calidad.   Se indicó que esto se logra a través del desarrollo, en el mismo servidor público, de una actitud positiva que favorezca una relación de calidad con el ciudadano – usuario, a quien le debe prestar un servicio, a través de ser accesible, tener orden, hacer un uso adecuado de bienes y tiempo y tener disciplina laboral, por mencionar algunas reglas que debe seguir.

De igual manera, se resaltó que el servicio público está dirigido a dar un valor social, debe regirse por una equidad en su prestación, debe prevalecer el interés colectivo anteponiéndolo al interés particular, que este servicio se brinda con recursos del Estado Panameño y que esto conlleva una responsabilidad en ese servidor público a quien se le ha encomendado ese trabajo. Los participantes al seminario taller, de igual manera, se les indicaron los principios que rigen el servicio público como lo son, la legalidad, calidad, transparencia, eficiencia, eficacia, respeto, probidad y lealtad a la institucionalidad y a los ciudadanos.

Al referirse de la calidad en la gestión pública, el profesor Alvarenga sustrae de la Carta Iberoamericana firmada por los países que pertenecen al CLAD (Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo), entre los que está Panamá, una definición de calidad, indicando que, se debe entender como una “cultura transformadora que impulsa a la Administración Pública a su mejora permanente para satisfacer cabalmente las necesidades y expectativas de la ciudadanía con justicia, equidad, objetividad y eficiencia en el uso de los recursos públicos”.

Para comprender las áreas temáticas antes mencionadas, el profesor Alvarenga desarrolló respectivos talleres que permitieron a los setenta y tres (73) participantes de la actividad, conocer y reconocer las normas de actuación que deben regir en su actuar al prestar el servicio público.

 

 

Cerrar menú